martes, 9 de abril de 2013

Porque podrías echar de menos hasta sus peores manías.

Porque si algún día se fuera echarías de menos que ella te echara de menos, y recordarías esa manía tan suya de repetirte 1000 veces antes de que te fueras que te iba a echar de menos. Echarías de menos sus mensajes de después de las peleas y las reconciliaciones, incluso las mismas peleas las echarías de menos. Echarías de menos que ella no pudiese caminar a tu lado sin cogerte de la mano y que ya no se riese de tus tonterías, para volver a escuchar su hipo, el que ella tanto odia, pero que a ti te encanta si eres tú quién lo provoca. 
Te faltaría alguien a quien abrazar después del sexo, y después de un mal día. Y sobre todo, la echarías de menos cuando no tuvieses con quien compartir tus secretos.
Así que... cuídala. 

2 comentarios:

  1. Pues si, será mejor, no vaya a ser que cuando la pierda se de cuenta de que, en efecto, la echa de menos.

    ResponderEliminar
  2. Excelente post amiga, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar este espacio. Te invito a visitarme en:
    http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar