domingo, 7 de diciembre de 2014

Hablo de ti, como de costumbre.

Hablo de una persona con la que escaparte un sábado a su buhardilla y que no haga falta nada más. 
Hablo de una persona que te prohíba llorar por cosas que ya te ha perdonado.

   Hablo de una persona que la misma noche 
y en el mismo colchón,
te haga sentir de todo.

Hablo de él que a pesar de todo se quedó conmigo.

Espero seguir levantándome en tu cama durante mucho tiempo,
tirándome encima tuya para que te despiertes del todo,
no dejarte dormir las noches que estoy pachucha...
que tú me hagas seguir escribiendo(te) así.



No hay comentarios:

Publicar un comentario