viernes, 2 de enero de 2015

Por los 'te odio' que te he dicho queriéndote.

   Qué más dan los enfados si luego es por él por quién te quieres quedar un rato más despierta. Qué más da tener uno, dos, tres o doce días malos si luego en tus peores días quieres que sea él quien venga a tumbarse contigo en tu sofá a ver alguna peli de amor...


Qué más da lo malo si lo bueno es mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario